sábado, 31 de julio de 2010

Fiesta de peñas taurinas vs crisis.

Como cada verano, por fin han llegado los toros, los asesin.. uis, digo, toreros, y el público aficionado a presenciar las tortur, perdón, corridas (es que me cuesta un poco no llamarle a las cosas por su nombre).
Todo el mundo se queja de la crisis, pero a la hora de pagar 100 euros por una localidad para ver en primera fila y cómodamente a la sombra el maltrato animal, o para gastarse en el caso de los más jóvenes entre camisetas, copas y calimotxos, una media de 150€ en estos cuatro días, para eso, -decía-, no hay crisis.

Y ya no voy a entrar en opinar acerca del debate de moda de cada año (toros si o toros no), que creo que ha quedado bastante claro lo que pienso al respecto.

De lo que sí quiero hablar es de las ¿fiestas? que inevitablemente vienen unidas a esa masacre.

Y aquí, tengo que aplicar ese magnífico tópico del "no todos hacen lo mismo", pero al final en la retina queda lo que queda.

La cosa es que, dando igual la edad, -la mayoría de edad o no, quiero decir-, todo aquel que lleve una camiseta con color llamativo y serigrafiada alguna frase con dibujo pretendidamente ingenioso, gracioso, o intentándolo al menos, ira unido en alguna de sus extremidades a un recipiente, habitualmente con capacidad de 5 litros en el caso de los varones, y de 2 litros en el caso de las féminas, llenito hasta arriba de alguna bebida que también, de forma habitual, consiste en mezclar cualquier marca de vino de cartón barato del carrefur, con coca cola y azúcar.

A lo largo de la tarde, mirases a donde mirases, sólo se veían preparativos:
garrafas de agua (que si tenían agua se vaciaban en un jardín, si lo había, o en mitad de la calle directamente), para después, llenarlas con las bebidas mencionadas.

Sacos de cubitos de hielo de gasolinera que, debido a su tamaño, tienen que golpear contra cualquier objeto duro (como las defensas de los coches) para que quepan en las botellas o garrafas.

Los recipientes originales (cartones de vino y botellas de coca cola), una vez mezcladas y vacías, van quedando en cualquier sitio: Techos de los coches, ventanas de pisos bajos, el suelo...
Pero para eso tenemos un departamente de limpieza magnífico.

También es bastante frecuente el portar una pistola de agua sin agua pero con vino, para de paso, regar (refrescar dicen ell@s) a todo aquel que se encuentre en las inmediaciones.
independientemente de que pertenezcas o no a la peña, a la fiesta o al país.
Da igual que vallas de etiqueta o de chandal.

Y si tienes la mala suerte de pasar con el coche cerca y la ventanilla bajada, ya sabes lo que toca: llevar a re-tapizar el coche.

No voy a entrar en detalles acerca de los cientos de vómitos en los portales, o las meadas por cualquier sitio, o los comas etílicos.

Ni siquiera voy a transcribir ninguno de los 300 adjetivos des-calificativos que se me ocurren para todo aquel que, como parte de la fiesta, va de coche en coche por la calle, pateando espejos, para demostrarle a sus amigos que se ha visto todos los amigos de kung-fu, dejando vasos bajo las ruedas, sentándose en capós o techos ajenos, o coleccionando antenas.

De hecho, aunque me muero de ganas, evitaré además, el sacar a relucir cuestiones tan paradójicas como el hecho de que según he leído el otro día en una de esas encuestas a las que solo le haran caso los interesados, y los no interesados calificaran de falacia, estadísticamente, algo mas del 43% de los participantes en las fiestas taurinas, cualquiera que sea su vertiente, han manifestado su oposición a este tipo de actos, debido -sobre todo-, a la tortura animal.
Curioso, ¿verdad?

La cantidad de basura generada y abandonada en cualquier sitio, los restos de vino que por efecto del sol provoca un olor nauseabundo durante semanas, los miles de euros en desperfectos del mobiliario público que siempre y sin excepción descubrimos al día siguiente como papeleras pateadas, contenedores en mitad de la carretera volcados y rotos, o directamente ardiendo, el rio de los gafos con miles de botellas te todas las formas y tamaños flotando a merced de la corriente...todo vale.

Que si, que si, tal y como dije al principio, también hay gente que se hace su cenita, canta sus malsonantes canciones de sobremesa, acuden a ver la masacre durante hora y media, y luego salen de copas.

Pero aquí quería dejar patente la parte menos bonita:
La de caos.

Pero es tradición, así que...no hay fallo.

jueves, 29 de julio de 2010

Las reflexiones

Haciendo zapping me topé con la requete-reposicion de vereno azul. Justo el capítulo en el que entierran otra vez a Chanquete. Caras largas, silencios, la cancion de "no te vallas todavia, no te vallas por favor...".
Y yo tampoco tenia un dia muy allá.
Y me puse a pensar. De ahi el humo y los chirridos.
Y he llegado a una conclusión: El tiempo que ocupo pensado, (MI tiempo), es, de alguna manera, tiempo que le quito a los demás.
La teoria de la relatividad menciona en alguno de sus epígrafes algo sobre el tema. Pero de eso no tengo ni idea, asi que mejor, en eso, no pierdo el tiempo.
Pero de "tiempo" va la cosa.
El tiempo no es de nadie. Todos formamos parte del tiempo.
Por eso cuando uno dice que "no tiene tiempo", supongo que quiere decir, que no es capaz de seguir el ritmo de los demás.
O cuando una persona disfruta de "SU tiempo", realmente lo que quiere decir es que se quiere aislar de los demas. O aislar a los demás de él.
No digo que sea malo. A veces estar sólo mola. Pero si alguien quiere compartir SU tiempo contigo, y tu no quieres compartir TU tiempo con esa persona, no es que existan "dos tiempos".
Tampoco sé lo que és. Pero sí sé lo que no es.
Bueno, es solo una pequeña rallada como las de antaño.
Voy a ver si pillo a alguien despierto para charlar un rato mientras nos fumamos un piti...

Lo que da de sí verano azul...

miércoles, 28 de julio de 2010

El orgullo: Esa gran característica humana.


Es uno de esos sentimiento o emociones que tenemos un poco abandonado.
El orgullo, digo.
Ahora se utilizan expresiones paralelas, del tipo "estoy contento por esto, o por aquello", en vez de "estoy orgulloso de esto o de aquello".

Pero el orgullo que a mi más me enorgullece, es el de las cosas justas.
Todos somos iguales, todos tenemos los mismos derechos y obligaciones, todos tenemos la misma cantidad de prisa...bueno, al menos esa es la teoría.

En la práctica, nadie es igual a nadie, ni tiene las mismas obligaciones ni por supuesto los mismos derechos.


Todo esto viene a un comentario de un energúmeno, que seguramente lo dijo por no estarse callado. Síntoma inequívoco, de que en el fondo de su cerebelo, tiene una rabia que intenta contener a base de soltar en pequeñas dosis, gilipolleces del tipo "¿y para cuando el día del orgullo hetero?"

"Pues para cuando tu tengas menos derechos que yo", tuve que decirle.

Y es que habitualmente esa gentucilla no sabe que tenemos menos derechos. Realmente piensan que tenemos los mismos, y que queremos más. Es más: en el fondo, se creen que nos hacen un favor, permitiéndonos respirar el mismo aire.
Y nos van soltando favores a cuenta gotas: A fin de cuentas, es una suerte vivir en este país: Ya no nos condenaran a muerte, ni a cadena perpetua, ni nos marcaran la nuca o un brazo como a los caballos, con un hierro al rojo vivo con una "M".
Incluso nos han concedido el favor de que firmemos un papel de dos en dos, a modo de "unión civil" (pero que ni se nos ocurra utilizar la palabra "matrimonio" ¿eh?. Que esa palabra está reservada para los matrimonios "de verdad". Entre un hombre y una mujer.
Que a estos maricones, les das una miga, y te quieren morder la mano... o tocarte el culo.
A pesar de eso, todavía no tenemos las mismas subvenciones del estado, que una pareja heterosexual, ya sea para para viviendas de protección oficial o autonómica (seguimos figurando en el apartado "otros" de los formularios).
En el banco, el comercial de turno no te lo dice (hombre, solo faltaria que encima si dice lo que piensa, le montemos el pollo en su puesto de trabajo), pero la incomodidad que le produce el descubrir que en la cuenta vivienda hay el nombre de dos tíos, es supina.
Si te vas de fin de semana y reservas por teléfono, al llegar al hotel -nunca falla-, te dicen "uis, pero es que la habitación 302 que han reservado tiene una cama de matrimonio solamente..:"
Haí tienes dos opciones: Responder un "claro, no se preocupe, es todo correcto" y ahorrarle un trago todavía mas malo al empleado de turno, o explicarle algo del tipo "sí, es que a mi me gusta dormir con mi pareja en la misma cama. ¿A usted no?". Yo opto por la segunda. Al menos, la siguiente pareja gay que valla a ese hotel seguramente no tendrá que soportar el bochorno de una pregunta tan absurda como esa..por precaución. Si eso, ya bajarán a protestar por que sólo hay una cama (uis, no eran gays).
Y cosas mucho más raras como homosexuales que le votan al PP, aunque estos no los reconozcan como ciudadanos de pleno derecho de una forma abierta. O peor aun: Gays que van a misa.
No voy a entrar en el tema de la pederastia. No voy por ahí: Me refiero a ese libro sagrado llamado Bíblia (que ha re-escrito la iglesia vencedora no hacen tantos cientos de años), nos tacha de "abominación," de "enfermos", indica "que tenemos que morir en la hoguera para purificar nuestra alma pecaminosa", y un montón más de gilipolleces. Recomiendo su lectura. Te ríes mucho.

Pero sin entrar en tópicos de las ¿altas instancias? sociales, el goteo de ¿favores? de los políticos, la oposición frontal con la iglesia (ojo, no he dicho que no crea en dios, he dicho que no creo en la iglesia, por si los despistados), ni cuestiones de tipo cultural, educacional, etc...

Yo me refiero al día a día. Las pequeñas dificultades cotidianas que los que van de tolerantes por la vida (es que ahora está de moda ser tolerante y abierto), nos van poniendo por el camino.

Ese compañero de trabajo que te escupe una frase del tipo "ojo, que yo tengo muchos amigos gays..."(como si eso le diese más autoridad para decir la segunda parte de la frase que suele concluir con un estupendo "...pero a mi siempre de frente y que corra el aire. Si yo los respeto, que ellos me respeten a mi".

Claro, ante esto, te sonríes para tus adentros y sigues tecleando estadísticas en el ordenador.
Es mejor que él mismo meta más la pata -por que siempre meten más la pata-, y tengas que salir en su ayuda.
Cada palabra de una frase así, me crispa un poquito. Pero es lo que me ha tocado vivir. La entonación que suelen utilizar cuando dicen esa frase, me recuerda a la de un psicópata. la dicen como advirtiéndolo: "Psss, Cuidado ¿eh?: Que corra el aire... Que yo soy muy tolerante pero te puedo meter una patada en la cabeza y arrancartela de cuajo, MARICÓN".

Y luego en el descanso, ves al tolerante, junto a sus 3 o 4 amigos tolerantes, contando chistes de maricones.
Y cuando llevan así 4 días, tienes que ajustar la hora del descanso de tu pareja, con el descanso de los tolerantes, para que baje a visitarte y le des un pico a modo de saludo, ante la estupefacta mirada de los tolerantes.

Luego se sienten mal (dicen), y te vienen a pedir disculpas (no todos, claro), cegándola aun más, con cosas como "uis, perdona tío, es que no sabia que eras maric.. este.. homosexual". Nos ha jodido el tolerante. Es que si lo llegas a saber, disimularías lo que realmente piensas.

No se.. es como si se sintiesen en peligro. Tienen que insultarnos, ya sea con un chiste, un sarcasmo, un gesto con otro compañero.
Y después están los que pillan confianza. Los que sacan el tema una y otra vez con lindezas del tipo "¿pero tu has probado alguna vez con una tía para saber que no te molan?".
Claro, la respuesta es fácil: "¿Y tu, has probado alguna vez con un tío para saber que no te molan?"
Se les queda una cara como la de la pregunta de ¿que ruido hace un arbol que cae en medio de un bosque donde no hay nadie? "ÑÑeeeeeekkkpuummm", responderan. Si, pero , ¿como lo sabes si no hay nadie?.
!! Plin ¡¡¡ cara de bobo.

Hay una cantidad de chusma tolerante, tan grande, que es muy difícil encontrar a un tío hetero que, simplemente le de igual si te gustan los tíos, las tías o el jamón de bellota.
A mi me da igual que tu seas hetero. ¿por que no te da igual a ti que yo no lo sea?
Es más, ¿por que no hablamos del tiempo? O de política, o del trabajo, o de coches o motos, o si, de fútbol, aunque el menda no tenga ni idea y le molen mas los jugadores que los resultados.
Compartamos puntos de vista, que de eso va una conversación.
Pero es un tema tabú para un hetero tolerante de los de ahora.

Incluso hay quien nos compadece. Los mallores sobre todo. "Anda.. ¿te gustan los hombres? Bueno hombre, no pasa nada...peor seria que salieses drogadicto o ladrón".
¿...?
Uis, pues ya me quedo mucho más tranquilo....

...y es que depende de cuando, cómo y dónde. Alguien decía el otro día, que no le molesta que le digan "maricón", por que realmente lo es. Cierto. Lo que molesta no es que a uno le llamen por el nombre, sino que utilicen el nombre de uno bajo un contexto de burla.
Aquí en Pontevedra, es muy común el comentario tipo" si a mi no me molestan los homosexuales (o maricones, si ya da igual), pero que corra el aire. Y siempre de frente ¿eh?", y a continuación risas de circulo, sonrisas complices de camareros y clientes cercanos a la conversión, y narración de alguna experiencia cercana (de esas que siempre le ocurren a un amigo de un amigo), cuando aquel marica quiso meterle mano a alguien ultra-hetero, así, sin más. Si es que vamos provocando. Todo el día abalanzandonos hacia culos ajenos, dándonos el lote -a poder ser-, ante la puerta de los colegios y las iglesias, y entrandole a todo aquel que hemos comprobado que no sea gay.
Básicamente esa es la idea que ronda en la cabeza de la inmensa mayoría de los heteros de Pontevedra.
Lo mas triste no es eso. Si ya nos hemos acostumbrado a vivir con gentuza así.
Lo triste es que los más jóvenes hacen lo que ven en casa. Y el día que aquel grupo de crios de no mas de 10 o 12 años me llamaron Maricón, por ir de la mano con mi novio, aquel dia, tuve muy claro que no iba a ser tan sencillo. Si es mi hijo, le doy una leche. Pero claro, los maricones dios nos libre de que podamos adoptar hijos algun dia. En vez deen guarderias, los tendriamos en cuartos oscuros desde los 3 años. Tampoco entiendo pro que está bien visto ir de putas pero no ir de ambiente. Si es lo mismo pero gratis. ¿Pagando van palpar más calidad?
Además los maricones no tenemos sentimientos de paternidad. Eso solo los tienen los tios "de verdad".
Y aunque uno lucha diciendo en ese bar en voz bien alta "por favor, le podria poner a este marica que soy yo, otro café sólo (por que si mencionas la leche, ya la lias), , durante 5 segundos, ese corrillo bacilón ponen cara de panico. De "tragame tierra". Pero en seguida se dan cuenta de que ellos son "hombres de verdad" que no tienen que amilanarse ante un marica de barra. Es más: Soy yo el que les ha provocado con mi presencia y mi comentario. De hecho, no deberia de estar en ese bar, por lo que no suelen tardar en dirigirse al camarero, tambien en tono firme para que se les escuche, algo asi como "Pepe, ¿pero tu no tenias reservado el derecho de admisión?.
Pero luchar, hay que luchar. Y no me gusta callarme esté solo o acompañado, ante comentarios de ese tipo.
Por que siempre los hay.

Y aun habrá algun hetero tolerante "de los de ahora", que despues de leer esto, se pregunte por qué no hay un dia del orgullo hetero".
Si es que hay que ser idiota...

viernes, 23 de julio de 2010

Corre corre que te pillo.



Llegar tarde, de siempre, ha sido algo que define a quien lo practica, como una persona irresponsable, que no cuida los detalles, y que tiene unas prioridades un tanto distorsionadas.
Si además de llegar tarde, no avisas de que vas a llegar tarde, te convierte directamente en un maleducado.
Y si encima, directamente decides no acudir, y no avisas, entonces eres un gilipollas integral.

Cierto es que una persona se puede retrasas por cuestiones puntuales que escapan al control de cualquiera: Un atasco o accidente, el no encontrar donde aparcar y no haber un parking cerca, un pinchazo, el reloj que se queda sin pilas (aunque hoy en dia esto ya no cuela por que todo el mundo tiene movil, y hay relojes/termometros por todos lados), y el tan socorrido "¿pero no habiamos quedado mañana?".

En cualquier caso, estas cosas pueden ocurrir una vez.
Dos con mala suerte.
Incluso tres, si te has cruzado con un congreso de tuertos.
Y siempre que adviertas a quien espera, el retraso se convierte en algo "que puede pasar", y nada más.

Sinembargo, el utilizar frases como "es que siempre llegas tarde", con una persona que va a trabajar todos los dias desde hace cerca de 5 años, con una puntualidad tal, que hasta parece pitorreo, y todo por que ha tenido la mala suerte de llegar no más de 11 minutos tarde, media docena de veces en todos esos años, y encima recuperando con creces ese tiempo, no tomandose los descansos estipulados por convenio, quedándose hasta varias horas por encima de su jornada laboral infinidad de veces, haciendo doble turno "por hacerle el favor a la empresa o a sus superiores", adecuando sus dias libres a la mejor conveniencia de sus compañeros, o realizando trabajos que deberian de hacer los que estan por encima, y encima sin cobrar un duro de más, el útilizar ese tipo de frases, -decia-, sólo puede desembocar en una conclusión.
La que todos tenemos en la cabeza.

En mi pueblo, todo esto se define con una frase muy bien sintetizada: "Además de puta, pongo la cama".

Es que al jefe le da igual que tengas que hacerte 35 kilómetros (19 de los cuales hace 3 años que estan en unas perpétuas obras de asfaltado, humanizacion, ancheado, alcantarillado, acerado, y todo lo que termine en "-ado").
Le da igual tambien que no exista en 2 kilometros a la redonda un parking, y uno tarde más en aparcar, que en recorrer esos 35 kilómetros.
Incluso le da igual que tengas que comer a las 12:30 de la mañana dos filetes con patatas, o lo que sea que almuerces, que a pesar de los años de práctica, a eso no se acostumbran ni los holandeses.
Le da igual que te gastes medio sueldo en peajes. Le da igual, que el dia anterior te huvieses quedado 45 minutos por encima de tu hora. Le da igual que huvieses realizado ya tu trabajo, su trabajo, y el trabajo del dia siguiente. Le da igual todo, con tal de que ese dia que te has retrasado 11 minutos de reloj, convertidos automáticamente en 15 (por aquello del redondeo supongo), quede muy patente (pero mucho ¿eh?), que te has retrasado. Y para postre, como haciendote el favor de tu vida, te espeta un "pero voy a hacer la vista gorda".

Y ni siquiera soy mileurista.
Que triste.

Y despues saldrá el director de trafico diciendo no sé que cosas sobre los escesos de velocidad.

miércoles, 14 de julio de 2010

En caliente


Este texto lo empiezo a redactar cuando hace apenas cuatro horas que hemos entrado mi bici y yo por la puerta de casa, recién llegados de hacer 385Km desde Oviedo, en una mezcla entre el Camino Primitivo, y el Camino del Norte.
Quizás, si continuase por el Primitivo hubiese sido peor. O igual. O mejor. O quizás ahora mismo los buitres me estuviesen puliendo la calavera con sus picos.
Pero ha sido como ha sido, y además me ha quedado muy "buen rollo" en el cuerpo.
Os cuento los detalles:
El día 7 de Julio de 2010, tempranito, con el billete comprado a través de internet para mi y para mi bici, con la empresa ALSA, llego a la estación de buses.
El Bus salia a las 08:00Hrs, pero yo ya estaba allí a las 07:15.
El bus llegó a las 07:30Hrs. Era el único bus que había, y todos los pasajeros que esperábamos en el andén, subiríamos a ese autobús.
Así y todo, aunque el conductor estuvo fumando un par de cigarros delante del bus, a apenas 2 metros de mi, no me dijo ni "mu" hasta 10 minutos antes de las 08:00hrs, cuando sin más, añadió un escueto "a esa bici, le sacarás la rueda de alante, ¿no?.
Yo le respondí que, en las indicaciones de la web a través de la cual había comprado el billete, se explicaba la obligatoriedad de embalar la bici (y ya la tenia embalada), pero no decía nada de desmontarla.
A el le dio un poco igual, y dijo que montada no subía al autobús.
Y claro, sin un alicates, me hice sangre en las dos manos intentando aflojar los tornillos con otras llaves que tenia, pero que no eran para eso. También me hice sangre en un tobillo, golpeando na pequeña herramienta.. pero la rueda no salia.
El autobús arrancó el motor, y yo con cara de desesperación y ensangrentado, sólo tenia ganas de matar al conductor. Pero lentamente. Para que sufriera mucho.
Al final, en plan "pobre idiota", el conductor me dijo, -como haciéndome el favor de mi vida-, que subiera igual la bici al maletero, que nos íbamos. Y claro, qué le voy a decir. Como para protestar y que me deje en tierra. Así que, subí la bici al maletero, y yo, con las manos sangrando subí al bus, ya que no me dio tiempo ni a lavarme las manos "por que me dejaba en tierra".
Por suerte, el bus tenia cortinas.
Al bajar en Oviedo, me espetó algo así como "...y a ver si andamos más espabilados pa la próxima vez", por lo que le tuve que indicar que se fuese un poquito a la mierda. Así, en tono firme, para que el resto de los pasajeros que presenciaron en todo momento la escena de principio a fin, lo escuchasen, e incluso añadiesen (aunque tarde) cosas como "si el maletero estaba vacío", o "qué mas le daría a usted".
También le indiqué la necesidad de aplicarse un poco en la limpieza del vehículo, pues una de las cortinas estaba un poco sucia.
Mi recomendación personal, como no puede ser de otra forma, es no viajar con ALSA.

Por fin estaba en Oviedo. Busqué rápidamente la catedral que se ve sobre casi todos los edificios, y de allí al albergue. Pero...la bicicleta tenia algo raro: El cambio de piñón no funcionaba correctamente. De los 7 piñones que tiene, solo me cambiaba entre el tercero y el quinto. Y eso era un problema.
En principio imaginé que no sería algo grave, y decidí posponer la reparación, una vez registrado en el albergue.
Y de la que estaba esperando a que abriesen el susodicho albergue, me puse a toquetear el cambio.
Hasta Christopher, -un peregrino francés que es/fue técnico de bicicletas y que también estaba esperando, y de quien más adelante contaré detalles- me echó una mano, pero no me dió buenas noticias.
Mientras ocurría todo esto, yo había llamado por teléfono a Mikel, un amigo que vive justamente allí, en Oviedo, y a quien no veía en persona desde que se casó con Susana, el día de su boda, hace dos años.
Quedamos para tomar café, luego para cenar.. y luego insistió para que me quedase a dormir en su casa...así que, no tuve apenas tiempo para dedicarle a la reparación.

Pero joven y alocado que es uno, al día siguiente, -el 8 de Julio de 2010-, más tarde de lo que me gustaría, me pillé los trastos y empecé a pedalear (con tres piñones) hacia la catedral, a eso de las 9 de la mañana. Quería -tenia que- salir desde allí.

Desde Oviedo, -tengo que añadir-, se pueden continuar dos caminos: El del Norte, -que es el que tenia previsto recorrer-, y el Primitivo, recomendado sólo para quienes no le tengan miedo al dolor.

Yo me equivoqué, y pillé el del dolor. Pero no lo supe hasta llegado a Grao, una vez duchado y cenado, charlando con una pareja muy coloquial que me encontré en el albergue.

Las indicaciones sobre el terreno (conchas minúsculas en las aceras)para salir de Oviedo son muy malas y, llegado un punto desaparecen sin más. La policía local y la guardia civil, a quienes pregunté (6 policías diferentes y 3 guardia civiles, concretamente) me dieron todos respuestas diferentes. Los ciudadanos de Oviedo, tampoco lo tiene muy claro. Hay quien incluso me quería mandar a Cudillero por autopista... Es importante, por tanto, buscar la ruta en internet antes de emprender el camino.

Así y todo, al ver pasar a varios peregrinos a pie con mochilas y conchas, los he seguido. Lo que no me imaginaba es que pudiesen emprender el Camino Primitivo, y hacer esta ruta en bicicleta es realmente complicado.

En cualquier caso, desde Oviedo me dirigí a Gallegos, pasé por Premoño, y finalmente llegue a San Juan de Villapañada (Grao).

El albergue de San Juan de Villapañada es uno de los albergues más acogedores que me he encontrado en todas las rutas que he realizado, ya sea a pie o en bicicleta.

Tiene oficialmente 22 plazas, pero si los peregrinos quieren, pueden dormir con colchones que Domingo (el hospitalero) dispone, para dormir en el suelo.
No se cobra por dormir, ni por usar la lavadora, ni por la comida. Aquí, cuando se dice "la voluntad" es una voluntad a la que no se le pone precio. Por lo único que se cobra es por la bebida (cervezas, sidras, etc), pero a precio de supermercado. También tiene una maquina de vending de bebidas/snacks. Por eso, es por lo que aquí, dejar un buen donativo, es una buena idea.

En este albergue volví a coincidir con Cristopher (y eso que el iba andando y yo en Bici).
Cristopher es un Francés de París, que es (o fue, no lo tengo muy claro) técnico de btt y que se dedica a realizar el camino una y otra vez, patrocinado pro marcas como Decatlhon. Ha realizado muchas ves el camino desde muchos sitios: París, Roma, todos los caminos de la península... Tiene unos 45 años y unas piernas que no dejan lugar a ninguna duda. Solo habla francés y chapurrea muy poco español o ingles, así que, cuando le echó un vistazo al cambio de mi bici, lo único que me quedó claro es que necesitaba un alicates para tensar el cable del cambio.
También estaban en este albergue una pareja de Barcelona pero que vivían en...¿Zaragoza?, que son animadores socioculturales en paro. Habían iniciado el camino en Irun andando, y volvían también andando.
David, y su -imagino- novia, de Madrid también eran una gente muy animada.
Charlando con todos ellos, me di cuenta de que aquel no era el camino del norte, sino el Primitivo.
Pero me lo pasé tan bien, que no me importó. Bueno, al menos hasta la siguiente etapa, ya que es un camino muy duro para realizarlo sólo y en bicicleta.
Lo que si había era un montón de Franceses por todos lados.
tened en cuenta también que en este pueblo no hay nada donde poder comprar. Ni tiendas, ni bares, ni nada de nada. Solo un puñado de casas, la iglesia y el albergue. Por eso la tranquilidad que aporta, y las vistas de Grao, desde la altura a la que se encuentra el alojamiento, es algo digno de contemplar.

Al día siguiente, el 9 de Julio de 2010, a eso de las 8 de la mañana, tras desayunar tranquilamente, y despedirme de toda esa gente con la que compartí mis primeras horas de aventura (y aquí tengo que añadir que siempre se aprende mucho si escuchas a los demás), emprendí el camino sin un destino fijo. Por que teniendo en cuenta que me encontraba en el Camino Primitivo y yo me había preparado las rutas para el Camino del Norte, no tenia ni idea de dónde se encontraba el siguiente punto de descanso. Pero yo empecé a pedalear entre la niebla. Por que a esas horas y a esa altura entre montañas, había mucha niebla.
La gente del Albergue de Grao me dijo que seria interesante llegar como poco a Tineo.

Ese tramo del camino fue muy duro a partir de Salas. Subidas del 30% durante dos kilómetros por terreno gravilloso, hacían que literalmente me tuviese que tirar al suelo y agarrar la bici pro la rueda de delante para tirar de la bicicleta arrastrándola pro el suelo.
Además, las obras de alguna autovía, hacían que el ruido y el paisaje no fuesen para nada interesantes.
Por otro lado, durante este tramo, pinche 3 veces en menos de 2 kilómetros y me quedé sin repuestos. Y en la única tienda de bicis que hay (en salas) me metieron el clavo del siglo pro dos cámaras. Eso si, la chica muy maja.
Aquí también hice acopio de provisiones y bebidas isotónicas varias, incrementando por otro lado el peso, que ya era bastante más del que debería de haber llevado.

Salas, tengo que decir también, es un pueblecito al que habría que volver con calma y sin sudor ni extenuación. Me pareció, por lo poco que vi, un lugar muy entrañable.

Continué pedaleando (poco, por que me pasé más rato empujando por la bici que pedaleando), hasta que a la altura de La Espina, me encontré con dos bicigrinos que me aportaron la solución brillante que estaba esperando. Tomando algo rápido en el "Dakar", y tras comentarles mi error al empezar el camino, me indicaron que pocos metros mas adelante tenia que pillar un cruce a mano derecha, que practicamente eran 15Km de cuesta abajo interrumpida, que me llevarían de nuevo al Camino del Norte. Ellos también harían lo mismo, pues uno de ellos tenia la espalda un poco jorobada.
De esta forma, pasé por Oves, Las Rubias, Castañedo, Ore, Trevias, Cortinas, Ranon, y llegué al Albergue de Almuña, donde pasé mi segunda noche.
Almuña está 2 km antes de llegar a Luarca.
Durante este trayecto, vi a muy pocos peregrinos/bicigrinos, pero la temperatura era tan buena, la costa tan visible y desde La Espina, el tramo tan llano, que se me hizo muy llevadero.

Debido a mi cambio inicial me perdí la visita a Cudillero, pero ese error me reportó muchas alegrías posteriores, como la de coincidir con los tres hermanos cordobeses y los dos amigos Zaragozanos. Con ellos, a partir de Almuña empecé a coincidir cada vez más, hasta el punto de quedar para hacer tramos y comidas/cenas juntos, o incluso salir a tomar algo, como ya contaré mas adelante.
De ahí lo imprevisible del camino: uno tiene la intención de hacerlo sólo, pero puede ocurrirle algo que le haga cambiar de opinión.
Volviendo al camino, Almuña es un pueblo relativamente pequeño y cerca del albergue solo hay dos bares y un alimerka. El bar que está junto al alimerka, a pocos metros de la carretera es la mejor opción para comer o comprar comida.
El bar que está mas cerca del albergue, justo en el cruce, además de estar regentado pro gente muy negativa y enfrentada con el mundo, tienen unos precios que ni el galicia palace. De hecho, fue a comprar tabaco andando y me dijeron que no tenían, pero que en Luarca (a 2 kilómetros) si. le dije que andando quedaba un poco lejos, y me espetó un "así te das un paseito". Pero no me dijo nada del bar que había 300 metros antes.
La comida, además de ser escasa, es cara y el ambiente muy tétrico. Supongo que tendrían un mal día o no estarían contentos de trabajar ahí, pero yo no tengo la culpa.
En cuanto al albergue, pues... bueno, no es uno de los mejores. Cuesta los 5 euros "de voluntad" (esto de poner precio a la voluntad, nunca lo he acabado de ver; Seria mejor que pusiesen "Precio:5€", y eliminasen la palabra "voluntad").
Había muchas moscas. Tantas, que en adelante, nos referíamos a este albergue como "el albergue de las moscas". Sólo hay un microondas. Ni fregadero, ni apenas enseres de cocina. Tiene una capacidad de 18 plazas.
Aquí, el primer contacto con otros bicigrinos dejaba entrever buen rollo.
Este albergue esta regentado por voluntarios. El día de mi visita había una chica muy tímida.

Al día siguiente, el 10 de Julio de 2010, a eso de las 08:30Hrs, tras despedirme de la gente, ya que no sabia que los volvería a ver, hice un breve pedaleo hasta Luarca. Realmente es todo cuesta abajo y no hay que pedalear. Aquí, desayuné tranquilamente antes de continuar hacia Tapia de Casariegos, donde tuve un momentazo idílico e emotivo, al toparme con una pequeña capilla, en un pequeño parque con una mesa con bancos de madera, bajo un sol calido que no caluroso, un cesped genial y la sombra de unos arboles, comiendo fuet cortado en rodajas.
Posteriormente continuo dirección Navia, luego hacia Ribadeo y llegar al albergue que solo tenia 12 plazas y daba preferencia a gente que va a pie, cosa que nunca he comprendido.
Un peregrino a pie se hace como mucho 25 o 30 Km. Un peregrino a bicicleta se hace 80 o 100Km ¿me canso menos? Son esas cosas absurdas como que los peregrinos que van a caballo tengan preferencia sobre los ciclistas. Por que ir a caballo cansa mas, ¿no? Claro, claro...
Aquí, en el albergue de Ribadeo me encontré con Juanjo (uno de los hermanos cordobeses) que había tenido una caída días atrás y se hizo unos pocos tramos en tren mientras se reponía. Al poco rato llegaron sus hermanos y los zaragozanos.
El albergue de Ribadeo está genial, tiene unas vistas alucinantes, la playa al lado, el pueblo pegado...pero es muy pequeño y tiene unas prioridades absurdas.. Así que decidimos ir hasta el pueblo de al lado (Vilela, a unos 7Km), donde había un recién abierto albergue (se abrió 6 días antes de nuestra llegada), con un bar de los mismos propietarios al lado, con los precios más baratos y la comida mas abundante que he podido ver nunca.
Permite (el restaurante) el pago con tarjeta, algo interesante ya que no hay cajeros en 7Km a la redonda.
Vilela es un lugar aislado, y por tanto, muy tranquilo. El albergue tiene aparcamiento para 6 bicicletas fuera, pero como los cordobeses/zaragozanos fueron testigos del robo de bicicletas en un albergue de Gijón, siempre insisten en meterlas dentro, y claro, yo me apunté al carro. Asi que, las subimos al dormitorio.
Desde el Albergue repleto de Ribadeo en adelante, las rutas las hicimos practicamente juntos (al menos en cuanto a salidas, por que despues cada uno iba a su ritmo...y yo al mio a piñon fijo).
La tarde en Vilela se me hizo muy entretenida, teniendo en cuenta que estuve intentando reparar sin exito el cambio de la bici, untandome crema pro que el sol me estaba quemando un poco, haciendo unas risas estupefacientes (aunque nada comparables a las de sobrado dos monxes que comentaré mas adelante), e incluso viendo futbol y bebiendo cervezas en el bar.
Que raro se me hace eso de "bebiendo cervezas y viendo el futbol en el bar", jejeje. Suena tan heterosexual...
Aqui tambien coincidimos con el que terminamos apodando "el gallego" (o "el portugues", segun la ocasión", a quien bacilaban un poco, por que lo pillaron en un par de rutas subiendose en un tren/bus de cercanias con su bicicleta).
En Vilela comimos juntos, cenamos juntos y al dia siguiente arrancamos juntos.

El 11 de Julio de 2010, partimos a eso de las 09:00 despues de desayunar a base de colacao, zumo de naranja natural y bolleria por apenas 2 euros.Este tramo de 75 kilometros en unas 6 horas y pico es algo durillo: Tiene un desnivel ascendente de 618 metros sobre el nivel del mar en su punto mas alto. Este tramo nos acerca hasta Vilalba, pasando por Lourenzá,
Mondoñedo donde hay una catedral que tendré que revisitar con calma), y a partir de aqui una muy fuerte subida pasando por Abadin, y tra eso unas interminables rectas del 4-8% de subida hasta llegar a Vilalba.
El albergue de Vilalba esta muy mal situado, pues queda en un polígono industrial apartado casi 2 kilómetros del centro, lo que impide visitar la ciudad. Uno ya esta lo suficientemente cansado como para tener que hacerse 4 km más (2 en cada sentido), si quiere cenar, o visitar el pueblo, por lo que imagino que a los responsables en la gestión del tema del Xacobeo en esta localidad, les importa muy poco la autopromoción, o directamente se la pela todo.
Además, justamente ese día habia una feria medieval, con la gente vestida de época por las calles, y se jugaba la final de la copa del mundo y hasta habia instalada una pantalla gigante en la plaza central. ¿Como no ibamos a tener que ir al centro?
Fue por eso, por lo que los cordobeses que llegaron antes que yo, tuvieron tiempo para buscar una pensión barata (15€), justo en el centro. Me lo comentaron, me parecio una idea excelente y nos fuimos todos para la pension "Anduriña".
De esta manera, pudimos ver el partido, tomar unas cervezas, asistir a la fiesta medieval por la tarde, comer y cenar tranquilamente sin temor ni prisas a que nos cerrasen el albergue, y celebrar junto con los habitantes de Vilalba la victoria de España, hasta la una en mi caso, y las 2 o 3 en el caso del resto.

El 12 de Julio de 2010, como cabia esperar, nos levantamos tarde. Sobre las 10. Y entre desayunos y compras varias, nos dieron las 11. Mi único temor era el sol, pero por suerte, casi todo el dia estuvo nublado e incluso lloviznó, casi llegando a Sobrado dos Monxes, donde hariamos nuestra última y mas divertida noche, como luego os describiré.
Esta ruta resultó algo aburrida pues no coincidí con mis compañeros de viaje hasta llegar al Monasterio (que no albergue). La tarde-noche lo compensaria.
La ruta transcurrió por las localidades de Begonde, Guitiriz, o Cruces, entre otras, y contaba con una subida bastante brusca en los últimos kilómetros, pasando por el parque eólico de Cova da Serpe, a 650 metros de altitud.
Durane el trayecto coincidí con otros bicigrinos que también harian noche en el Monasterio de Sobrado dos Monxes. En algunos de los tramos tuve que salir del camino y hacer carretera asfaltada debido a mis dificultades mecánicas, aunque fuese unos pocos kilometros, y este tramo no fue unas escepción, aunque en esta ocasión dio lugar a una serie de errores de trayecto que, aunque desembocaron con acierto en el punto deseado, hicieron plantearme la utilidad del sistema satelital y el medio kilo de tecnología que arrastraba en mis alforjas: Localidades que no figuran en las cartografias digitales, baterias que duran sorprendentemente poco y se agotan justo cuando mas las necesitas, cargador solar que no carga por que no hay sol, zonas deshabitadas y ausencia de gente a la que preguntar, pastores alemanes que gruñen sospechosamente en mitad de la carretera y hacen que tengasque dar un rodeo por que ellos no se apartan, llovizna...y cuando por fin encuentras a alguien, te dice que tienes que pillar el siguiente cruce a la derecha, mientras señala con la mano izquierda, o empieza a divagar acerca de cual será el trayecto más adecuado...
Asi y todo, llego por fin al monasterio de Sobrado dos Monxes, media hora antes que mis colegas de camino, pero no por que fuese más rapido, sino pro que ellos se detuvieron a comer y no pisaron asfalto en ningun momento.
Me dio tiempo a registrarme, ducharme y cambiarme antes de que ellos llegasen.
Este Monasterio reconvertido en albergue, todavia es regentado por los monjes de Santa Maria de Sobrado, que actuan con unas rectas normas de funcionamiento. A las 22:00 se apagan las luces y se cierran las puertas, sí o sí. Los aseos y duchas mixtos daban un poquito de repelus. Lo primero que vi al ir a ducharme, fueron unas bragas abandonadas (y pro la pnta, hacia mucho tiempo), colgadas de una esquina. La limpieza de las paredes tambien tendria mucho tiempo desde la última vez. Y los colchones eran blandos. Tanto, que al tumbarme tocaba en el somier. por suerte, mi cama estaba al lado de uno de los dos enchufes que habia en todo el larguero de literas. Y como al mismo tiempo que yo, entró un señor mallor que decia que tendria que levantarse varias veces por la noche por cuestiones de próstata, -al cual recomendé que se situase en una de las literas cercanas a la puerta del baño para que no molestase demasiado-, cuando llegaron mis compañeros, les recomendé que se situasen justo al otro extremo, donde yo estaba, precisamente por los problemas de próstata de ese peregrino.
Lo que no sabia era que alguien que llegó mas tarde y que se puso dos literas mas alla de la mia, roncaba tanto, que parecia que lo hacia de broma.
Tuvimos tiempo para visitar el monasterio, que tiene casi todas sus estancias vacias, salvo la nave central, que alberga una maqueta perfecta y enorme (salvo por ciertas desproporciones en el tamaño de las ventanas), de la Catedral de Santiago, digna de contemplar.

El 12 de Julio de 2010, con la sensación de encontrarme en la antesala de algo como...melancólico (supongo que por que sabia que ya se terminaba), nos levantamos relativamente temprano, alargamos un poco más de lo habitual los preparativos de la última ruta, montando las alforjas y sujetándolo todo, en el atrio de aquel magnífico monsterio, contamos los primeros chistes de la jornada para ir calentado la alegría, y partimos.
En esta ocasión no grabé la ruta con el GPS, debido a que se me olvidó de cargar la bateria, pero nuesras ruedas coquetearon con los parajes de Riveiro, Castromil, Arzua (donde me detuve para desayunr tranquilamente en su plaza central, que ya conocia, y contemplar el bullicio de peregrinos y residentes. Es aquí en Arzua, donde se unen varios caminos, -el Primitivo y el del Norte-, y en adelante, el número de peregrinos se duplica hasta llegar a Santiago de compostela.

Apenas 3o Kilometros me separan de mi objetivo, un objetivo en el que he estado tantas veces, que personalmente no tiene el atractivo que le produce a cualquier otro peregrino de fuera de Galicia.
Así, pasando por Canobe, Calzada, Outeiro, Brea, O Pedrouzo, Rodeando el aeropuerto de Lavacolla, subimos a San Marcos rodeando la nave de la CRTVG, y en el Monte do Gozo me detengo para contemplar una perspectiva de Santiago, que no es habitual, y observar como llegan desde todos lados cientos de peregrinos en todo tipo de medios y desde todo tipo de lugares, paises, ciudades...
A partir de aqui, todo es cuesta abajo. Cruzo el puente de la autopista, acceso al extraradio y me detengo para tomar otro café. Quiero entrar poco a poco. No se si es simplemente una sensación mia, pero todo es como super cordial. La gente en coche me cede el paso, los peatones me hacen hueco, hay quien me saca alguna foto y me preocupa el llevar algo colgado o estar haciendo el ridículo por cualquier cosa.. Me reviso rapidamente, pero todo parece estar bien.
Entro en la zona vieja, atravieso varias calles y pro fin, llego a la Plaza del Obradoiro hasta su parte central, justo frene a la catedral y me paro a observarla.
La verdad, es que es grandiosa. Una joya. Cuando salia por Santiago de fiesta, no la apreciaba de esta forma. Unos quince minutos me dedico detenidamente a contemplarla, y mentalmente la comparo con la maqueta que habia en el Monasterio de Sobrado dos Monxes. Definitivamente tenia el tamaño de las ventanas ligeramente desproporcionadas.

Me paseo lentamente por las calles y me encuentro (o mejor dicho, me encuentran), mis colegas bicigrinos, con los que he compartido muchos kilómetros, chistes, cervezas, comidas, cenas, ronquidos, risas, sudores...
Estaban picando algo típico en un bar típico. Me acerco,Juanjo meinvita a nuestra última cerveza, charlamos, nos acercamos de nuevo a la Plaza del Obradoiro para tomarnos una foto todos juntos...y me despido de ellos con un "ya coincidiremos de nuevo por el camino".

Y no imaginais cuanto me gustaria compartir de nuevo algun camino con ellos. has sido muy buena compañia, y ellos no saben cuanto apoyo en esas difíciles subidas o tramos complicados.
Es posible, no lo sé, que no lo hubiese logrado sin ellos. O quizas si. En cualquier caso, les doy las Gracias.

Paso a buscar mi tercera compostelana, voy a la estación del tren y tengo que dejar pasar uno donde ya no habia plazas de bicicleta.
Ir en tren siempre me produce cierta melancolia. No se por qué. Pero me gusta esa sensación.
Mentalmente repaso lugares concretos, comentarios graciosos, jugadas contundentes de la final en Vilalba, el sonido de aquel silencio de Grao, aquella pendiente del 30% saliendo de Salas, recuerdo la voz de Cristopher intentando expresarse en castellano, de la pareja de animadores socioculturales, de David y su novia, de los cordobeses, de los zaragozanos, de...la voz grabada del tren que indica "proxima parada: Pontevedra. Renfe le agradece su elección y esperamos volver a verle a bordo".

viernes, 9 de julio de 2010

Del primitivo, al del norte. 09-07-2010

Empece con la intencion de hacer el Camino del norte. En algun lugar equivoque la flecha, y enrosque con el camino Primitivo. Pero me gusto el haberme equivocado. Coinxidi con buene gente. De todas formas, con el cambio bloqueado en el tercer piñon, los dos pinchazos y lo hostil del terreno, a la altura de Espiño (o era Espina?), decidi entrar en el camino del Norte otra vez. La diferencia es considerable. He recuperado casi todo el retraso, y el cansancio no tiene nada que ver. Ahora estoy en Luarca, ya he recorrido 110km. No me extiendo mucho mas por que desde el movil cansa un pelin.

jueves, 8 de julio de 2010

Fin del primer dia en Grao.

¿Que qué hago en Grao? Pero, ¿no ibas a hacer el camino del norte? ¿Que hago en el camino primitivo? De estas y de otras cosas os contare detalles en el proximo capitulo, que tengo sueño.

miércoles, 7 de julio de 2010

Ya estoy en Oviedo

Y no sin problemas:De entrada, el autobusero no me dejaba meter la bici, si no le desmontaba la rueda de adelante.Y yo sin la herramienta hecesaria (que fallo). Tengo que comprar una. En cualquier caso, las normas de ALSA para biajar con bici, hablan del embalaje, no dicen nada de sacar una rueda.De todas formss, intentando sacarla, me jorbe un dedo y la palma de la mano izquierda, sin éxito, pero al final me dejo subir el gilipollas. A eso de las 15:30 llego a Oviedo, y me doy curnta que me falla el cambio de piñon (solo funcionan los 4 mas grandes) y claro, adi a la minima cuesta hay que empujar. La solucion me la dio un peregrino frances en el albergue, que era tecnico de bicicletas, aunque de nuevo me hacia falta la unica herramienta que no tenia. Mañana me compro uno. Y mientras esperaba a que abriesen el albergue a las 17:00hrs, llamé a Mikel y este me dijo que duerma en su casa, lo cual acepte, por que hac4 mucho que no lo veo.Ahora iremos a denar con el y con Susana (su mujer). Mañana más.

martes, 6 de julio de 2010

Faltan 28 horas

Ya estoy practicamente listo. Ya lo tengo todo. Y no es poco:
Ropa de bicicleta, ropa de calle (chandal), zapatillas de ducha de calle y de deporte, , chubasquero (por si las moscas), toalla, neceser, saco, herramientas, luces casco y guantes, GPS y telefono, cargadores de red y solar, rutas, tracks...
Nueve kilos de emoción y aventura, y algo mas de 350Km de recorrido durante 5 o 6 dias.
Me espera al parecer mucho calor y, por ende, muchos madrugones, que es a lo que más miedo le tengo (los madrugones, no al calor).
Lejos del trabajo, de los ordenadores, del bullicio, de los pateticos seguidores de la liga o la copa o lo que sea esa gilipollez que hipnotiza a todo el mudo y engancha más que el tabaco.
Sin horarios, sin atascos, sin caminones de la basura de madrugada.
Lo malo, es que además estaré sin tí. Pero te llevaré conmigo todo el rato. Y pondré una piedra por los dos.
Yo más.

sábado, 3 de julio de 2010

Localizarme durante el camino


Preparando la cuestión tecnológica, paso a detallar como localizarme a tiempo real durante el tiempo que esté sobre la bicicleta.
Es realmente sencillo y lo he dispuesto en forma de "pasos" para que todo el mundo pueda hacerlo:

1: Entrar en la página web http://sportstracker.nokia.com/ copiando o pinchando sobre este enlace.

2: UNa vez cargada la web, vereis un mapa del mundo. No es necesario que os registreis para poder ver. Lo que teneis que hacer es acercar el mapa (hacer zoom), ya sea con la rueda del raton, o mediante los simbolos de "+" y "-" que estan en color rosa en la parte inferior izquierda del mapa.

3:Una vez os acerqueis lo suficiente, si estoy operativo y con el movil conectado, vereis un punto. Haced click sobre el punto.

4: Una vez pincheis sobre el punto, se abrira un mapa más grande, donde se puede ver de forma mas comoda. Cada pocos segundos (y en función a lo cerca o lejos que me veas), se actualizará la imagen.

Otras cuestiones:
Habreis observado tambien otros símbolos sobre el mapa al entrar en la web. Los cuadrados rosas, son los puntos de partida de rutas que otras personas han subido.
Es posible que veais algun otro punto rosa (los puntos son personas emitiendo en directo su posicion), pero teniendo en cuenta la ruta que voy a hacer, evidentemente no podré estar en Madrid, Budapest o Cazajistan. Mi punto rosa tiene que estar entre oviedo y Santiago de Compostela, y muy cerca de la costa. Si hay varios puntos rosa, acerca el mapa más al norte.
En cualquier caso, una vez localiceis el punto sabreis que soy yo, por que, justo encima del mapa, figura el texto: "Bicicleta dia/mes/año Hora Nombre Ahora", donde bicicleta es el tipo de medio que utilizo, seguido de la fecha, la hora, mi nombre que es "Fiuncho" y "Ahora" que significa que estoy en directo.

Si ya no estuviese en directo, podreis ver la ruta que he seguido, igualmente acercandoos lo suficientemente en el mapa, hasta localizar un cuadrado rosa (cuando no estoy en directo el punto de partida de la ruta se identifica por un cuadrado). Tenez en cuenta que los puntos (emision en directo) seguramente solo este el mio, pero cuadrados (rutas ya realizadas) puede haber muchos, es más, habrá muchos.
Insisto: en cualquier caso para identificarme, una vez pincheis sobre el cuadrado tiene que poner el nombre de "Fiuncho" en la parte superior izquierda del mapa. Sino, no soy yo.

Para terminar, en esa misma web donde veis el punto o el recorrido ya grabado, podreis ver tambien las fotografias o videos que valla sacando por el camino, geoposicionados, es decir, puestos en el mapa esactamente en el mismo sitio desde donde las he sacado.
Estan en la parte de abajo, debajo del mapa.

De todas formas, intentaré subir a este blog un enlace directo a la ruta que he realizado ese dia, para que lo tengais mas facil, cuando ya no esté en directo.
Bueno, siempre os podeis registrar en la web, que para los usuarios registrados tiene una forma de buscar por nombre de usuario "Fiuncho", muy sencilla...

Aqui dejo esto por si quereis curiosear un poco enla web.

viernes, 2 de julio de 2010

La Lista del camino


La fecha de inicio se aproxima y se ultiman los detalles.
Transportin instalado con la inestimable colaboracíon de mi padre, que tiene un don para hacer que las cosas que no encajan, encajen, simulacro de alforjas terminado (aun falta el ensayo general), lista de cosas casi terminada...
En la siguiente entrada indicaré con detalle todo lo que me llevo.
Le he puesto hasta matrícula, que le da un toque divertido al tema.
Tan solo me queda el tema de las luces, que aunque probablemente no seran necesarias, al parecer la nueva normativa de tráfico obliga a llevarlas, so pena de multa.
Al llevar las alforjas a ambos lados y el saco en la parte central del transportín, es imposible ubicar la luz trasera en la tija del sillin, pues quedaria oculta.
Ya mañana veo como me lo monto, que ahora es tarde.
He decidido llevar tambien una pequeña mochila, por aquello de no estar constantemente abriendo y cerrando las alforjas si necesito la cartera o el movil.
Y me da más tranquilidad el tener las cosas importantes conmigo.

Seguramente no lleve la camara de fotos, pues además de aliviarme casi 2 Kg entre cargadores, bateria, cuerpo y objetivos, me ahorro el tener que estar constantemente vigilandola, amen de prevenir roturas en caso de caida o daños por bibraciones. La reflex es demasiado cara para esto. Y me da pena, por que tendria mucho tiempo y concentración para tomar muy buenas imágenes, pero me tendré que arreglar con el movil de 5Mgpx. A cambio, me llevaré un boli y un block, para tomar nota detallada de las ideas fotográficas que se me vallan ocurriendo, y además tendré la excusa perfecta para repasar en otra ocasión con Agus, esos tramos que me llamen especialmente la atención, -pero ya en coche-, para pasar un fin de semana recorriendo esas zonas.