jueves, 5 de octubre de 2017

El Karma, ese gran hijo de puta.

El Karma es mentira.

Ese es el resumen. Según los protocolos, normas o reglas que regulan lo relacionado con el karma, a una persona buena, no le pueden ocurrir cosas malas.

Pero no es verdad.

Mi amigo Alejandro es, -con diferencia-, la persona que aglutina en un solo cuerpo, mas bondad, más humildad, y mas nobleza, de todas las personas con las que he coincidido en mis 42 años.

Es tal el respeto y la admiración que me provoca, que resulta totalmente imposible no desear su vida.

Excepto hoy. Hoy no deseo su vida.
Por que su vida hoy está llena de un sufrimiento que no puedo imaginar y, por supuesto, no soy capaz de sentir. Un dolor que imagino punzante e injusto a partes iguales, mientras el karma observa con indiferencia.
Una sensación a la que poner cualquier adjetivo, pero sobre todo ese: Injusto.

Me gustaría que su dolor fuese de alguna forma transferible. Sería el primero en solicitar mi cuota, mi trocito para que su carga fuese algo menor.

Una vez deseé durante cada una de los cientos de estrellas fugaces de aquella noche de verano, bajo exactamente la misma circunstancia, que todo fuese un error medico, que ocurriese un milagro, que el telediario diese como primera noticia que se había encontrado la cura para esa enfermedad silenciosa...

Pero no ocurrió nada, salvo lo que estaba previsto que ocurriría.

Luego observé como los demás aprendían a vivir con la ausencia. Como cambiaron sus vidas en lo emocional, y aprendieron cosas que en el fondo todos llevamos en los genes de forma inconsciente, y que los demás aprenderemos cuando pasemos bajo el mismo yugo.

Los que solo observamos, solo podemos observar. Esperar a ser necesitados o comprender que no lo seamos.

Pero durante todo ese proceso, el karma no hizo nada.



La estrellas fugaces no cumplen deseos.
El Karma es mentira.


viernes, 7 de abril de 2017

De Eutanasia

Sólo han transcurrido dos minutos. A duras penas consigo ver el reloj, llorando sentada en el rellano de la entrada al portal de mi edificio.
Jose Antonio, mi marido, -o quizás difunto marido, todavía no lo sé-, no pudo soportar mas esa terrible enfermedad que lo apagaba físicamente, poco a poco.
Como el ha dicho, cuando te diagnostican ELA, te dan tu sentencia de muerte.

Con el paso de los días ves como se apaga poco a poco; Un día le cuesta mover un brazo, otro no es capaz de atarse los cordones, vestirse, darse la vuelta en la cama, limpiarse el culo...
Lo físico se degrada a gran velocidad, pero la cabeza  le funciona igual de bien. O mejor. De hecho, le funciona tan bien, que es casi lo único que puede utilizar de su cuerpo, lo que le crea una enorme agonía al comprobar como quienes le rodean se desviven hasta extremos indescriptibles para hacerle mas llevadera la enfermedad.

Pero el sabia, -todos lo sabíamos-, cual seria el final. Ignorábamos la forma, el día, el lugar...y tampoco queríamos halar de ello. Albergábamos la utópica esperanza de que, al menos, no empeorase.

Un día, entre sorbo y sorbo por la pajita en la que bebía me dijo: "No puedo mas. Quiero que esto termine por el bien de todos. Quiero terminar con mi sufrimiento, con el tuyo, con el de los niños..."

-No digas tonterías Jose Antonio, le dije yo. Seguro que pronto sacarán un medicamento, con lo que avanza la medicina y...

No ! -me interrumpió el;
He buscado información en Internet, he localizado unos medicamentos que me permitirán dormir sin sufrir. Dormirme para siempre, ¿entiendes?..

Guardé silencio con los ojos instantáneamente vidriosos, mientras el respiraba con dificultad, esperando a que continuase.
En España, -añadió-, no está permitida la Eutanasia. El suicidio asistido, o la colaboración, incluso en casos como el mio, están penados por la ley. Acabaríais en la cárcel, por eso tengo que hacerlo sólo.

Guardamos silencio y nos miramos. Nos abrazamos. Se estaba despidiendo y yo no podía ser tan egoísta como para retenerlo conmigo mientras el sufría.
Pero no quería que se fuera. Pero no quería que sufriera. Pero...

La semana pasada, -continuó rompiendo el silencio-, he consultado todo con el de la gestoría, un abogado y Paco que trabaja en el hospital, y me han informado bien, 
Ellos no pueden intervenir. Ni siquiera puedo mencionarlos, pero  he dispuesto todo para que tu y los niños no tengáis ningún problema.



Solo han pasado cuatro minutos. Mi vecina Isabel que llega de hacer la compra está entrando y corre hacia mi.
¿Que te ocurre?, me pregunta.
¿por qué lloras? ¿Te han hecho algo...?

Es Jose Antonio, alcanzo a decirle entre sollozos.
¿Es hoy?, me pregunta.
Sí.
Se sienta a mi lado en el segundo escalón y me abraza en silencio.


Así es mas o menos como me imagino la clandestinidad de la eutanasia, debido a que en este país no existe una ley que regule la posibilidad de decidir sobre nuestras propias vidas en casos de enfermedad incurable.
Clandestinidad, soledad, riesgo físico y legal para el afectado y sus familiares y amigos, que ademas de soportar una gran perdida, serán posteriormente investigados y quizás juzgados.

Me imagino la muerte de Jose Antonio sólo, en el salón de su casa, sin que su mujer sea lo ultimo que vea antes de quedarse dormido. Ante una cámara de vídeo, reivindicando un derecho que nos pertenece por el simple hecho de haber nacido.

Me imagino a su mujer destrozada en el fondo de las escaleras, esperando el tiempo pactado para no verse involucrada, y evitar la tentación de llamar al 112 .

Me imagino el egoísmo de los políticos, ajenos a la realidad de los ciudadanos, decidiendo las leyes que ellos quieren, sin contar con nosotros.

Me imagino cambien las vidas de las personas que les votan...



miércoles, 15 de febrero de 2017

De Fologüers

La palabrita moderna no me acaba de gustar cuando la oigo. 

-"Ya tengo 1300 fologüers, tío..."

No sé si es por la palabra, o por el contexto en el que habitualmente se pronuncia.
Pero como ha venido para quedarse, pues me aguanto.

Pero no voy a meterme con la semántica, que suficientes patadas al diccionario le metemos ya.

Hoy la cosa  va de los seguidores de las redes. Los "Followers", pronunciado "fologüers".
Que  todo el mundo quiere tener muchos, pero es como de menos nivel seguir a mucha gente.
Es como si eso de tener muchos seguidores pero seguir a pocas personas te convirtiese  en alguien mas importante. 

Si tienes 10.000 seguidores y tu sigues a 150 personas, se supone que tienes mas nivel que si tienes 10.000 seguidores y sigues a 2500 personas.
Así está la cosa.
Cutre y absurda, si. Pero ahí está.

-"Mira tío, tengo nueve mil fologüers, y yo solo sigo  a cuatro colegas. Se ve que a la peña le mola mi rollo...".

Es obvio que cuando tienes miles de seguidores, no puedes seguirlos a todos, pero los principales youtubers /Twitteros/instagramers/influencers van de ese palo. 
Estoy convencido que piensan que, de esta forma, son mas importantes.

Lo que casi todos pensamos realmente (al menos, los que dedicamos algún rato cada día a pensar), es que quienes se comportan así, son todo fachada. Huecos por dentro. Y ese es el motivo pro el que  no merece la pena dedicar muchos minutos al día. Que si, que a veces son graciosos, o tienen alguna cosa que mola...pero en el fondo son como un pequeño agujero negro que se alimenta de seguidores sin dar nada a cambio, mas allá de su sota, caballo y Rey habituales.

Luego entra el tema de las generalizaciones, que ya sabemos que no todos los grandes tuiteros/yutubers/instagramers/influencers actúan de esta manera (¿En serio no os parece cutre decir "Yutubers/instagramers/influencers"?).

Pero todos sabemos lo que quiero decir, y el que diga lo contrario, es que no está de acuerdo pero carece de argumento.
Ya sabemos que no todo el mundo es así. Pero es mas rápido de escribir y nos entendemos perfectamente igual.


Es que tener muchos seguidores, es una fiesta para el ego, para qué negarlo.
Pero dejar de seguir a quienes también dicen cosas interesantes, no sea que baje nuestro nivel, es de ser cutre. Eso desmota cualquier ápice de credibilidad. Bueno, a mi plin, que yo ni sigo a mucha gente, ni tengo muchos fologüers, y no se lo que se siente. Pero el ego tiene que estar a todo trapo.
Quizás se convierta en una dolencia en el futuro: Ataques de Ego.


Imaginaos las necrológicas:


" -Fulanito de tal, "@nochete", falleció cristianamente ( o no) el día de ayer a los 37 años de edad. D.E.P.
Los hechos acontecierón durante un aumento repentino en el indice de seguidores, lo que, debido a la afección egática (de Ego) que sufría, le provocó un ataque de ego, del que no ha podido recuperarse."


En fin, amigos tuiteros/Yutubers/instagramers/Influencers...
Que sigáis a mas gente. Que es gratis. Y todos tenemos nuestro Ego..ahí. en algún lugar.. supongo.

A mi pro ejemplo.


sábado, 21 de enero de 2017

De Facturas Electricas

 Destripando La #factura #Eléctrica:
En la factura hay dos grandes partes: El "Mínimo" (#Término de #potencia), y el "Consumo" (Término de #energía), además de los impuestos eléctricos, impuesto de valor añadido (IVA), alquiler de #contador... Te explicamos con detalle qué es cada uno:

El "mínimo" o término de potencia, que aunque puede sufrir alguna variación, se considera un gasto fijo, incluye cosas que has pedido y cosas que no, como los "peajes de acceso".EL PRECIO de los peajes de acceso LOS FIJA EL GOBIERNO QUE HAS VOTADO en las ultimas elecciones.
Se suele maquillar este concepto diciendo que los Peajes de Acceso "son la parte de nuestra factura destinada a pagar los costes de acceso a la red eléctrica, es decir, el precio a pagar por llevar electricidad a tu casa", aunque hay mas cosas que no dicen:
El peaje de acceso incluye:
-Transporte y distribución de la energía (13%)
-Gestión Comercial.
-Operador del sistema y Comisión Nacional de la Energía (CNE)
-Primas al régimen especial y energías renovables (17,22%)
-Compensaciones extra peninsulares (4,14%)
-Déficit tarifario
-Bono Social (0.41%)

Nótese el amplio y ambiguo significado de algunos de estos conceptos, donde a su vez, se pueden incluir más "sub-conceptos".


El "Mínimo" o Término de Potencia:
Es la "cantidad de cosas que puedes tener enchufadas al mismo tiempo". Cada cosa que conectes (una luz, la tv, la nevera, la plancha, el movil, el PC...) consume una cantidad de energía.
Algunas de estas cosas además, no siempre consumen la misma cantidad de energía. Por ejemplo, una bombilla tiene un consumo fijo, pero una estufa tiene varios niveles de potencia, o una lavadora consume más durante el centrifugado que durante el resto del ciclo de lavado).
Nuestro contrato de electricidad tiene un "tope", es decir una potencia que limita la cantidad de cosas que podemos enchufar al mismo tiempo.
Si por ejemplo tenemos 3.3Kw de potencia contratada, significa que podemos consumir a la vez un máximo de 3300 watios.
Imaginaros que lo de "KILO-watios" es como la mortadela: Uno puede comprar 100 gramos (0.10Kilos), o 1000 gramos (1Kg). En la electricidad es igual: 1000Watios es 1 KiloWatio, 100 Watios son 0.10 Kilowatios).

Si (por ejemplo) una estufa consume 1200Watios (1.2Kw), una lampara de 4 bombillas 120W (0.12kw), la lavadora 900Watios (0.9kw), la nevera 500w (0.5Kw), la tv 150w (0.15Kw)....etc, cuando alcancemos el "tope", lo que ocurre es que se cortará el suministro eléctrico y habrá que volver a "subir el automático" o rearmar/reiniciar el contador, pues los nuevos contadores ya tienen un un ICP (interruptor de control de potencia) incorporado. Muchas casas todavía tienen el "automático" o "los plomos" de toda la vida, así que, algunos tenemos realmente dos ICP´s (Interruptores de Control de Potencia).
Las potencias contratada pueden estar normalizadas o, si es una instalación antigua, no normalizadas.

La tabla es la siguiente:
  NO NORMALIZADA      NORMALIZADA
3.3                       3.45
4.4                        4.6
5.5                       5.75
6.6                        6.9
Si tienes 3.3Kw pagas: 3.3kw x 0.11€/día x 30 Días + Iva= 13.17€/mes
Si Tienes 4,4kw pagas: 4.4Kw x 0.11€/día x 30 Días + Iva= 17.56€/Mes
Si tienes 5.5Kw Pagas: 5.5Kw x 0.11€/día x 30 Días + Iva= 21.96€/Mes

Si recibes la factura cada dos meses, pues el doble, claro.

Hay que tener en cuenta que pagas por DISPONER de un máximo de potencia, no por utilizarlo. Esto significa que si tienes 5.5Kw de potencia contratada, pero no la usas (o no la usas siempre, por ejemplo, mientras duermes o cuando no estas en casa), seguirás pagando igual. No pagas por la potencia que usas en cada momento, sino por la cantidad máxima que PUEDES llegar a utilizar, aunque no la utilices siempre.
Hoy en día los contadores digitales están equipados con un sistema que registra constantemente el consumo. Cuando digo "constantemente" me refiero que es todo el rato. A tiempo real. Cada segundo. Las compañías tendrían muy fácil decir "oiga, tiene usted 5.5kw de potencia, pero nunca o casi nunca llega al tope. Bájela un poco". Pero claro, esto les supondría ganar menos dinero.
No obstante, para aquellas personas que quieran ejercer su derecho a cambiar de potencia, indicarles que es algo en teoría sencillo, pero no carente de algunos trámites y, evidentemente, algunos costes y limitaciones:

Si decides bajar la potencia, primero tienes que saber a cuanto bajarla. Para eso tendrás que hacer un estudio de tus consumos máximos. Y si no sabes como, tendrás que pagar para que un electricista te lo haga.
Por otro lado, el hecho de cambiar de potencia incluye varios costes y sub-costes (que rondan los 30-40€ por costes de gestión, costes de extensión, etc). Por lo que no empezaras a amortizar el ahorro que supone pagar un poco menos al tener menos potencia contratada, hasta que pasen uno o dos años.

Además, una vez cambies la potencia, no podrás volver a cambiarla durante un año entero, por lo que si te equivocas y la bajas demasiado, tendrás un grave problema que no podrás solucionar ni siquiera cambiándote de compañía o cambiando de titular, pues de esto se encarga la distribuidora (no la compañía que te cobra). La distribuidora es la misma, tengas la compañía que tengas.

Bueno, ya sabemos qué es el termino de Potencia, y el peaje de acceso. Vamos ahora con otras cosas que también vienen en tu factura como EL ALQUILER DE EQUIPOS DE MEDIDA:
Esto no es otra cosa que el contador. Es obligatorio tenerlo y suele costar unos 0.80€/mes + iva (un euro, vaya...). Puedes elegir tener uno en propiedad o que te lo ponga la compañía. Teniendo en cuenta que si lo tienes en propiedad, has de responder por su coste, instalación y buena conservación, es evidente que compensa que sea la compañía la que se encargue de ponerlo y mantenerlo.

Otro gran concepto de la factura es el consumo o "Termino de energía".
El termino de energía también se mide en kilowatios/hora, es decir la cantidad de watios que gastas cada hora. Si, por ejemplo, tienes solo una estufa encendida que consuma 1000watios, tu consumo será de 1Kilowatio/hora.
Lo que pagas se calcula multiplicando los kilowatios/hora consumidos en un periodo (uno o dos meses), por lo que cuesta cada kilowatio/hora, mas impuestos.
Por ejemplo, si has consumido 250Kw/h en 30 días, la operación sería:
250Kw/h x precio de cada kw + IVA

Lo malo es que, lo que gastas (los kilovatios) tienen un precio que cambia cada hora (si eres uno de los 12 millones de clientes que forman parte del mercado regulado, también llamado PVPC (precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), el de toda la vida, vamos).
Este sistema, -un invento del demonio-, nos lo venden como algo superguay del paraguay, que nos permitirá escoger cuando consumir mas, en función del precio de la energía, aunque realmente sirve para justo lo contrario; Nos obligan a consumir a unas horas determinadas, para gastar lo menos posible.

De esta forma, los precios bajan cuando la gente duerme y suben cuando la gente llega del trabajo, o a la hora de comer o cenar.
Por ejemplo: Hoy día 21/01/2017, fecha en la que se escribe este artículo, los precios máximos y mínimos estaban así:
La noche del viernes 20 al sábado 21, de doce de la noche a una de la madrugada (ya era día 21), que es cuando mucha gente esta en casa aprovechando que el sábado no hay que madrugar (tanto), el precio alcanzó  los 0.169€ por cada kilovatio/hora consumido.
A las 5 de la madrugada estaba a 0.148€
A las 6 de la tarde 0.167€ por cada Kilovatio/hora consumido.
A las 9 de la noche (hora de cenar) 0.169€ por cada Kilovatio/hora consumido.
Es obvio que el grueso de los consumidores no se va a levantar a las 5 de la mañana para poner la lavadora o la plancha. Y hace frío cuando lo hace, no cuando a nosotros o a las eléctricas les viene bien, por lo que la calefacción se pone no en función de los horarios y los precios, sino en función del frío. Y tendremos mas frío cuando no estamos en cama.
Por eso, es evidente que este sistema está pensado para que las compañías energéticas obtengan un mayor beneficio económico, y no, como nos quieren hacer ver, para beneficiar a los consumidores.

Además, como cada día cambia 24 veces el precio de la electricidad, es bastante complicado y tedioso saber cuanto vas a pagar en cada factura:
No me imagino a una persona mayor conectándose a a la web de la Red Eléctrica de España para consultar el precio, anotar su consumo en esa hora y calcular el total en base a los consumos y precios de cada hora, de cada día, de cada mes.

Ni a una persona mayor, ni a una persona joven, vamos, por que hay cosas que funcionan incluso cuando no estamos en casa como la nevera, o el calentador de agua, que funcionan cuando lo necesitan.
Ademas, no son los consumidores los que tienen que adaptar sus horarios a los precios de la energía, sino al revés. Ya tenemos marcados unos horarios, por que trabajamos, dormimos y comemos. Evidentemente no podemos trabajar a otra hora para estar en casa haciendo la plancha o poniendo la calefacción por que es mas barato, ni levantarnos por la noche, ni hacer la comida a las 6 de la tarde.
En las facturas eléctricas a veces se incluyen otros conceptos como seguros, servicios de reparaciones, servicios de revisiones, etc. Son cosas que no son obligatorias y que, aunque en ocasiones son útiles, cada usuario es el encargado de valorarlo en su caso.

Para aquellos privilegiados que pueden permitirse instalar en su vivienda algún  tipo de captador (energía solar o aerogenerador domestico), sabed que el gobierno del PP ha diseñado un impuesto para que no salga rentable COMBINARLO con la energía de la red eléctrica de toda la vida. Es decir, antes podías tener la corriente con tu compañía y un par de placas solares en el tejado, de forma que como tu te generabas parte de tu propia energía ,consumías (y pagabas) menos energía de la red. Ahora, si quieres combinar (mezclar) tu propia generación de energía con la que recibes de la red, tienes que pagar un impuesto, por lo que tardaras muuuuuuchos años en amortizar tu propia instalación, por lo que la gente no anima.
Aunque si tu instalación es AISLADA, no tienes que pagar ningún impuesto. Una instalación de generación de energía se considera aislada cuando no se mezcla con la que proviene de la red eléctrica.
Esto significa que el cableado, los ICP´s (los plomos), etc, no podrán tener nada en común con los de la red eléctrica, algo que antes un pequeño equipo combinaba de forma automática. En otros países, incluso te pagan si generas mas energía de la que consumes (por que el sobrante va a parar a la red eléctrica, seria como si el contador "contase al revés si generas electricidad con tus paneles pero no la consumes).
Pero #SpainIsDiferent