sábado, 21 de enero de 2017

De Facturas Electricas

 Destripando La #factura #Eléctrica:
En la factura hay dos grandes partes: El "Mínimo" (#Término de #potencia), y el "Consumo" (Término de #energía), además de los impuestos eléctricos, impuesto de valor añadido (IVA), alquiler de #contador... Te explicamos con detalle qué es cada uno:

El "mínimo" o término de potencia, que aunque puede sufrir alguna variación, se considera un gasto fijo, incluye cosas que has pedido y cosas que no, como los "peajes de acceso".EL PRECIO de los peajes de acceso LOS FIJA EL GOBIERNO QUE HAS VOTADO en las ultimas elecciones.
Se suele maquillar este concepto diciendo que los Peajes de Acceso "son la parte de nuestra factura destinada a pagar los costes de acceso a la red eléctrica, es decir, el precio a pagar por llevar electricidad a tu casa", aunque hay mas cosas que no dicen:
El peaje de acceso incluye:
-Transporte y distribución de la energía (13%)
-Gestión Comercial.
-Operador del sistema y Comisión Nacional de la Energía (CNE)
-Primas al régimen especial y energías renovables (17,22%)
-Compensaciones extra peninsulares (4,14%)
-Déficit tarifario
-Bono Social (0.41%)

Nótese el amplio y ambiguo significado de algunos de estos conceptos, donde a su vez, se pueden incluir más "sub-conceptos".


El "Mínimo" o Término de Potencia:
Es la "cantidad de cosas que puedes tener enchufadas al mismo tiempo". Cada cosa que conectes (una luz, la tv, la nevera, la plancha, el movil, el PC...) consume una cantidad de energía.
Algunas de estas cosas además, no siempre consumen la misma cantidad de energía. Por ejemplo, una bombilla tiene un consumo fijo, pero una estufa tiene varios niveles de potencia, o una lavadora consume más durante el centrifugado que durante el resto del ciclo de lavado).
Nuestro contrato de electricidad tiene un "tope", es decir una potencia que limita la cantidad de cosas que podemos enchufar al mismo tiempo.
Si por ejemplo tenemos 3.3Kw de potencia contratada, significa que podemos consumir a la vez un máximo de 3300 watios.
Imaginaros que lo de "KILO-watios" es como la mortadela: Uno puede comprar 100 gramos (0.10Kilos), o 1000 gramos (1Kg). En la electricidad es igual: 1000Watios es 1 KiloWatio, 100 Watios son 0.10 Kilowatios).

Si (por ejemplo) una estufa consume 1200Watios (1.2Kw), una lampara de 4 bombillas 120W (0.12kw), la lavadora 900Watios (0.9kw), la nevera 500w (0.5Kw), la tv 150w (0.15Kw)....etc, cuando alcancemos el "tope", lo que ocurre es que se cortará el suministro eléctrico y habrá que volver a "subir el automático" o rearmar/reiniciar el contador, pues los nuevos contadores ya tienen un un ICP (interruptor de control de potencia) incorporado. Muchas casas todavía tienen el "automático" o "los plomos" de toda la vida, así que, algunos tenemos realmente dos ICP´s (Interruptores de Control de Potencia).
Las potencias contratada pueden estar normalizadas o, si es una instalación antigua, no normalizadas.

La tabla es la siguiente:
  NO NORMALIZADA      NORMALIZADA
3.3                       3.45
4.4                        4.6
5.5                       5.75
6.6                        6.9
Si tienes 3.3Kw pagas: 3.3kw x 0.11€/día x 30 Días + Iva= 13.17€/mes
Si Tienes 4,4kw pagas: 4.4Kw x 0.11€/día x 30 Días + Iva= 17.56€/Mes
Si tienes 5.5Kw Pagas: 5.5Kw x 0.11€/día x 30 Días + Iva= 21.96€/Mes

Si recibes la factura cada dos meses, pues el doble, claro.

Hay que tener en cuenta que pagas por DISPONER de un máximo de potencia, no por utilizarlo. Esto significa que si tienes 5.5Kw de potencia contratada, pero no la usas (o no la usas siempre, por ejemplo, mientras duermes o cuando no estas en casa), seguirás pagando igual. No pagas por la potencia que usas en cada momento, sino por la cantidad máxima que PUEDES llegar a utilizar, aunque no la utilices siempre.
Hoy en día los contadores digitales están equipados con un sistema que registra constantemente el consumo. Cuando digo "constantemente" me refiero que es todo el rato. A tiempo real. Cada segundo. Las compañías tendrían muy fácil decir "oiga, tiene usted 5.5kw de potencia, pero nunca o casi nunca llega al tope. Bájela un poco". Pero claro, esto les supondría ganar menos dinero.
No obstante, para aquellas personas que quieran ejercer su derecho a cambiar de potencia, indicarles que es algo en teoría sencillo, pero no carente de algunos trámites y, evidentemente, algunos costes y limitaciones:

Si decides bajar la potencia, primero tienes que saber a cuanto bajarla. Para eso tendrás que hacer un estudio de tus consumos máximos. Y si no sabes como, tendrás que pagar para que un electricista te lo haga.
Por otro lado, el hecho de cambiar de potencia incluye varios costes y sub-costes (que rondan los 30-40€ por costes de gestión, costes de extensión, etc). Por lo que no empezaras a amortizar el ahorro que supone pagar un poco menos al tener menos potencia contratada, hasta que pasen uno o dos años.

Además, una vez cambies la potencia, no podrás volver a cambiarla durante un año entero, por lo que si te equivocas y la bajas demasiado, tendrás un grave problema que no podrás solucionar ni siquiera cambiándote de compañía o cambiando de titular, pues de esto se encarga la distribuidora (no la compañía que te cobra). La distribuidora es la misma, tengas la compañía que tengas.

Bueno, ya sabemos qué es el termino de Potencia, y el peaje de acceso. Vamos ahora con otras cosas que también vienen en tu factura como EL ALQUILER DE EQUIPOS DE MEDIDA:
Esto no es otra cosa que el contador. Es obligatorio tenerlo y suele costar unos 0.80€/mes + iva (un euro, vaya...). Puedes elegir tener uno en propiedad o que te lo ponga la compañía. Teniendo en cuenta que si lo tienes en propiedad, has de responder por su coste, instalación y buena conservación, es evidente que compensa que sea la compañía la que se encargue de ponerlo y mantenerlo.

Otro gran concepto de la factura es el consumo o "Termino de energía".
El termino de energía también se mide en kilowatios/hora, es decir la cantidad de watios que gastas cada hora. Si, por ejemplo, tienes solo una estufa encendida que consuma 1000watios, tu consumo será de 1Kilowatio/hora.
Lo que pagas se calcula multiplicando los kilowatios/hora consumidos en un periodo (uno o dos meses), por lo que cuesta cada kilowatio/hora, mas impuestos.
Por ejemplo, si has consumido 250Kw/h en 30 días, la operación sería:
250Kw/h x precio de cada kw + IVA

Lo malo es que, lo que gastas (los kilovatios) tienen un precio que cambia cada hora (si eres uno de los 12 millones de clientes que forman parte del mercado regulado, también llamado PVPC (precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), el de toda la vida, vamos).
Este sistema, -un invento del demonio-, nos lo venden como algo superguay del paraguay, que nos permitirá escoger cuando consumir mas, en función del precio de la energía, aunque realmente sirve para justo lo contrario; Nos obligan a consumir a unas horas determinadas, para gastar lo menos posible.

De esta forma, los precios bajan cuando la gente duerme y suben cuando la gente llega del trabajo, o a la hora de comer o cenar.
Por ejemplo: Hoy día 21/01/2017, fecha en la que se escribe este artículo, los precios máximos y mínimos estaban así:
La noche del viernes 20 al sábado 21, de doce de la noche a una de la madrugada (ya era día 21), que es cuando mucha gente esta en casa aprovechando que el sábado no hay que madrugar (tanto), el precio alcanzó  los 0.169€ por cada kilovatio/hora consumido.
A las 5 de la madrugada estaba a 0.148€
A las 6 de la tarde 0.167€ por cada Kilovatio/hora consumido.
A las 9 de la noche (hora de cenar) 0.169€ por cada Kilovatio/hora consumido.
Es obvio que el grueso de los consumidores no se va a levantar a las 5 de la mañana para poner la lavadora o la plancha. Y hace frío cuando lo hace, no cuando a nosotros o a las eléctricas les viene bien, por lo que la calefacción se pone no en función de los horarios y los precios, sino en función del frío. Y tendremos mas frío cuando no estamos en cama.
Por eso, es evidente que este sistema está pensado para que las compañías energéticas obtengan un mayor beneficio económico, y no, como nos quieren hacer ver, para beneficiar a los consumidores.

Además, como cada día cambia 24 veces el precio de la electricidad, es bastante complicado y tedioso saber cuanto vas a pagar en cada factura:
No me imagino a una persona mayor conectándose a a la web de la Red Eléctrica de España para consultar el precio, anotar su consumo en esa hora y calcular el total en base a los consumos y precios de cada hora, de cada día, de cada mes.

Ni a una persona mayor, ni a una persona joven, vamos, por que hay cosas que funcionan incluso cuando no estamos en casa como la nevera, o el calentador de agua, que funcionan cuando lo necesitan.
Ademas, no son los consumidores los que tienen que adaptar sus horarios a los precios de la energía, sino al revés. Ya tenemos marcados unos horarios, por que trabajamos, dormimos y comemos. Evidentemente no podemos trabajar a otra hora para estar en casa haciendo la plancha o poniendo la calefacción por que es mas barato, ni levantarnos por la noche, ni hacer la comida a las 6 de la tarde.
En las facturas eléctricas a veces se incluyen otros conceptos como seguros, servicios de reparaciones, servicios de revisiones, etc. Son cosas que no son obligatorias y que, aunque en ocasiones son útiles, cada usuario es el encargado de valorarlo en su caso.

Para aquellos privilegiados que pueden permitirse instalar en su vivienda algún  tipo de captador (energía solar o aerogenerador domestico), sabed que el gobierno del PP ha diseñado un impuesto para que no salga rentable COMBINARLO con la energía de la red eléctrica de toda la vida. Es decir, antes podías tener la corriente con tu compañía y un par de placas solares en el tejado, de forma que como tu te generabas parte de tu propia energía ,consumías (y pagabas) menos energía de la red. Ahora, si quieres combinar (mezclar) tu propia generación de energía con la que recibes de la red, tienes que pagar un impuesto, por lo que tardaras muuuuuuchos años en amortizar tu propia instalación, por lo que la gente no anima.
Aunque si tu instalación es AISLADA, no tienes que pagar ningún impuesto. Una instalación de generación de energía se considera aislada cuando no se mezcla con la que proviene de la red eléctrica.
Esto significa que el cableado, los ICP´s (los plomos), etc, no podrán tener nada en común con los de la red eléctrica, algo que antes un pequeño equipo combinaba de forma automática. En otros países, incluso te pagan si generas mas energía de la que consumes (por que el sobrante va a parar a la red eléctrica, seria como si el contador "contase al revés si generas electricidad con tus paneles pero no la consumes).
Pero #SpainIsDiferent

No hay comentarios:

Publicar un comentario